Posts etiquetados ‘vocación’

El pasado 8 de noviembre en la Catedral-Magistral de Alcalá, nuestro obispo, don Juan Antonio Reig Pla, ordenaba diáconos a Teodomiro Megogo, Bernabé Campo, Luis Fuentes y Diego Canales, y presbítero a Vicente Guzmán. ¡Todo un regalo para la Iglesia! En palabras de nuestro obispo, «Dios ha visitado a estas familias». Yo, que he recibido el regalo de formar parte de la ‘otra’ familia de uno de ellos –de sus amistades, de su parroquia–, no lo podría describir mejor, y siento que también he recibido esa visita.

El nuevo presbítero y los cuatro nuevos diáconos con nuestro obispo, don Juan Antonio Reig Pla

El nuevo presbítero y los cuatro nuevos diáconos con nuestro obispo, don Juan Antonio Reig Pla

En ese día tan especial, recordé otro que también lo fue: el de nuestra Confirmación, 8 años antes. Desde entonces he guardado con cariño muchos otros recuerdos, sobre todo las misas diarias cada mañana durante las vacaciones y los ratos de conversación después de misa, que enseguida se convertían en momentos de oración silenciosa, conversando cada uno con Aquel que sigueOrdenaciones en la Diócesis de Alcalá sosteniendo nuestra amistad. Más tarde, en los años de seminario, su ‘ausencia’ en la parroquia se ha convertido en una presencia cercana por medio de la oración. Y el día de su ordenación diaconal experimenté más que nunca que, en las manos de Dios, la pérdida se convierte en ganancia.

Gracias a Dios porque sigue enviando obreros a su mies; gracias y felicidades a Teodomiro, Bernabé, Luis, Diego y Vicente, por su respuesta valiente y su entrega generosa. ¡Felicidades, Diócesis de Alcalá y Orden de San Agustín! Porque, verdaderamente, Dios nos ha visitado.

Marival García

Anuncios

El pasado día de san Valentín el papa Francisco se reunió en la plaza de san Pedro con más de diez mil parejas de novios de todo el mundo bajo el lema: «La alegría del sí para siempre». Durante este encuentro las palabras del Papa nos han recordado la importancia del matrimonio como vocación en la Iglesia y del tiempo de noviazgo como su preparación.

images3El matrimonio no es aquello que queda si uno no está llamado a la vida consagrada, sino una vocación en toda regla. Una llamada a la santidad a través de la entrega a la persona que ha sido puesta a tu lado, con nombre y apellidos. Por eso es fundamental que el tiempo de noviazgo sea tiempo de discernimiento, para descubrir si la otra persona es aquella que Dios ha elegido para tu vida. No podemos olvidar que el matrimonio, y el noviazgo como su preparación, no son cosa de dos, sino de tres. Hay que poner a Dios en medio, pues solo Él es la garantía en el amor para siempre. El éxito de un matrimonio, de una familia, no se decide el día de la boda, sino que comienza a forjarse en el noviazgo, e incluso antes. Tu futuro esposo/a ya existe. Dios os ha puesto ya en camino a los dos para que podáis encontraros en el momento adecuado… ¿Vas a dejarte en sus manos para que esto suceda? ¿Vas a empezar a vivir ya esa vocación a la que Él te está llamando? O más bien, ¿vas a vivir despreocupadamente tu vida esperando que el día que encuentres a esa persona todo cambie?

images2

Hagamos un ejercicio… piensa en tu futuro esposo/a. ¿Cómo es? ¿Cómo vive? ¿Qué cualidades tiene? Y tú, que vas a serniños rezando esposo/a… ¿Cómo eres? ¿Cómo vives? ¿Qué cualidades tienes? La preparación al matrimonio no comienza el día que encuentras novio/a. Empieza ahora. Si te sientes llamado a esta vocación, puedes empezar desde hoy a rezar por esa persona que Dios tiene pensada para ti.

¿Aún no estás convencido? No te preocupes, te damos muchas más razones sobre por qué hacer un buen noviazgo.

Marta Galán

«Identidad y misión del profesor cristiano» es el título del primer congreso diocesano de educación organizado por el Secretariado para la Enseñanza Religiosa Escolar. Está dirigido a todos aquellos que sintiendo la enseñanza como una vocación buscan ayuda a la hora de integrar su espiritualidad cristiana en el ejercicio de su profesión y, así, de manera particular está dirigido a maestros y profesores de enseñanza primaria y secundaria, independientemente de las materias que impartan.

folleto_congreso_Page_1La labor de un docente implica ayudar al alumno a desarrollarse plenamente en todas sus facetas, incluida la faceta espiritual, pero a veces resulta difícil en la sociedad secularizada en la que vivimos incluir esta educación en los colegios e institutos. El congreso quiere ser un punto de encuentro para que los educadores compartan y profundicen en su profesión como respuesta a una vocación y una misión particulares. Jesús progresaba en la sabiduría, estatura y gracia ante Dios y ante los hombres (Lc 3, 52). Y buscar ese crecimiento no solo en sabiduría y en estatura, sino también en gracia, debe ser fundamental para la educación completa de nuestros alumnos.

¿Quieres saber más? Puedes encontrar toda la información aquí.

Te invitamos a participar en el congreso enviando la ficha de inscripción antes del 7 de febrero a formacion.ere.alcala@gmail.com. El congreso tendrá lugar los días 14 y 15 de febrero, es gratuito y la certificación de asistencia reconoce 1 crédito de formación ECTS.

Porque

el maestro educa en primer lugar con lo que es,

en segundo lugar con lo que hace,

y solo en última instancia con lo que dice.

Romano Guardini

Marta Galán

San José, custodio de la Sagrada Familia

San José, custodio de la Sagrada Familia

El día 19 de marzo celebramos la solemnidad de san José y, por su patronazgo, el Día del Seminario. Podemos preguntarnos por qué esto es así ya que, efectivamente, san José no es sacerdote. Para entenderlo un poco mejor me gustaría centrarme primero en un punto fundamental del santo: la paternidad espiritual.

No hay más paternidad que la de Dios, pero al hombre se le ha hecho partícipe de esa única paternidad. En san José, como dice el Papa en una de sus homilías, se ve de una manera sorprendente, pues es padre sin ejercer una paternidad carnal.

Vídeo ADALtv (parte 1/3)

Ser padre, por lo tanto, es ser servidor de la vida y el crecimiento. El sacerdote y el seminarista en su etapa de formación tienen también que ser servidores fieles y dar su vida para mayor gloria de Dios. San José nos recuerda el sentido y el valor de nuestro compromiso, una vida que continuamente toca a Dios y que, por lo tanto, requiere negarse a sí mismo y dar siempre gracias por este regalo, esta recompensa que es Cristo mismo.

Además, nuestro patrón ofrece un modelo a los seminaristas de fidelidad y confianza en el Señor. El tiempo de seminario se describe muy bien con las palabras del evangelista san Marcos: «Subió al monte y llamó a los que él quiso. Cuando estuvieron junto a él, creó un grupo de Doce para que estuvieran con él» (Mc 3, 13-14). San José es un hombre con fe y, por lo tanto, está en escucha, es más, en escucha obediente, lo que conlleva una confianza total en Dios. «José hizo como el ángel del Señor le había mandado» (Mt 1, 24).  Al mismo tiempo, es un servidor humilde que en toda su vida señala a Dios y se dedica a Él no buscando otra cosa que cuidar de sus dos tesoros más preciados: Cristo y María.

San José, modelo de paternidadEn definitiva, el centro de su vida es Cristo y María. Sirve y vive con fe, amando con todo su corazón responde pronto, obediente y abnegado, a la llamada de Dios, recibiendo así el ciento por uno.

+ info: Conoce a san José // Conoce el Seminario Diocesano

Luis Fuentes Fernández

 

Luis Fuentes Fernández, Seminario Mayor