Posts etiquetados ‘Diócesis de Alcalá’

«Es realmente una suerte poder evangelizar cada día a tanta gente que no conoces, y verte como instrumento cartel inscripcion voluntariosque transporta este mensaje de salvación tan grande».

«Tienes la sensación de que Dios te protege y te ayuda en cada momento».

«Dios está enamorado de cada uno de nosotros».

«Soy profesor y enseñar es mi pasión. Y cuando educas, no solo das datos, sino que te das a ti mismo. Por eso, ver a los visitantes conmovidos ante el misterio de Dios fue también anuncio del Evangelio para mí: también en mí Él hace su obra».

«La realidad es que si ha sido tan especial es por la presencia de Dios constante en mi día a día durante las dos semanas que duró mi proyecto, el descubrirle a Él en el arte, cosa que me era del todo desconocida, el sentir que Él me había conducido hasta ahí de la mano, que me quería ahí, y no solo eso, sino que me pedía que le llevase al corazón de otras personas».

Son testimonios de jóvenes como tú y como yo, que participaron el pasado verano en un proyecto Nártex.

Pero… ¿aún no sabes qué es un proyecto Nártex? Te lo explico brevemente:

Nártex es una asociación cultural que se dedica a la difusión y promoción de los lugares religiosos y del arte sacro como parte del patrimonio histórico, artístico y espiritual de la humanidad. Cada verano, selecciona a jóvenes y los envía a diversas catedrales europeas con el fin de que estos enseñen los edificios religiosos a los visitantes para que, bajo el lema «Haced hablar a las piedras», promuevan una mejor comprensión de los edificios religiosos y del mensaje que encierran.

¿No te dan ganas de salir fuera este verano y poder ser también instrumento de Dios? Llevar su mensaje a tantas personas que no le conocen y que tanto necesitan conocer el Amor.

Para ello, Nártex te lo pone fácil y abre su proceso de selección de voluntarios para sus Proyectos de Verano 2015.

Entérate de cómo solicitarlo en este enlace:

 https://nartexblog.wordpress.com/

 ¿A qué estás esperando para hacer hablar a las piedras? 

Vídeo Asociación Nártex (1:45)

 María del Pilar García

Anuncios

El día 25 de enero recordamos, cada año, la conversión de san Pablo. Aquella caída del caballo que se nos narra en Hechos 9, 1-9, que cambió y transformó a Saulo para siempre. Ahora, igual que entonces, Cristo sigue llamando a muchos corazones y transformándolos para Él.

Durante una semana entera antes de esta fiesta, del 18 al 25 de enero, se celebra en todas las iglesias occidentales la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. En nuestra Diócesis también se nos pide, de manera especial, la oración por la unión de los hermanos cristianos de otras confesiones, principalmente ortodoxos y protestantes. La Semana de Oración culminará con un encuentro ecuménico en la Catedral-Magistral el sábado 24 de enero.

Imagen1

Desde las comisiones encargadas de ello en el Vaticano y en la Conferencia Episcopal Española se nos propone este año la reflexión en torno al evangelio de san Juan que narra el encuentro de Jesús con la Samaritana (Jn 4, 1-42), con el lema:

Jesús le dice: “Dame de beber”

Vídeo FJRM (4:37)

La semana de oración por la unidad de los cristianos no es un momento para lamentar únicamente la pérdida de hermanos creyentes en Cristo, sino una semana para redescubrir en unos y en otros las riquezas que a veces quedan veladas por las diferencias. Como la samaritana, es necesario aceptar la existencia del otro, no como una amenaza, sino como una oportunidad de aprendizaje y de complementariedad. Todo el que ha vivido un tiempo en un país de mayoría no católica puede hablar de la experiencia enriquecedora que supone compartir la fe con otras confesiones, y también del profundo dolor de saber cuán pequeñas son las diferencias y qué grandes se hacen a nuestros ojos.

Por eso, esta semana, es importante que dediquemos una parte de nuestro tiempo a pedir a Dios el don de la Unidad. La unidad de los cristianos no es tarea imposible. Aunque nos parezca que desde nuestra parroquia o nuestra casa no podemos hacer mucho, la fuerza de la oración es poderosa. Si trabajamos por la unidad en nuestras familias, en nuestras parroquias, en nuestros movimientos, en nuestra Diócesis… estaremos en el camino correcto. Solo desde nuestra propia unidad podremos un día alcanzar el don de la unidad entre todos los cristianos.

Marta Galán

El pasado 8 de noviembre en la Catedral-Magistral de Alcalá, nuestro obispo, don Juan Antonio Reig Pla, ordenaba diáconos a Teodomiro Megogo, Bernabé Campo, Luis Fuentes y Diego Canales, y presbítero a Vicente Guzmán. ¡Todo un regalo para la Iglesia! En palabras de nuestro obispo, «Dios ha visitado a estas familias». Yo, que he recibido el regalo de formar parte de la ‘otra’ familia de uno de ellos –de sus amistades, de su parroquia–, no lo podría describir mejor, y siento que también he recibido esa visita.

El nuevo presbítero y los cuatro nuevos diáconos con nuestro obispo, don Juan Antonio Reig Pla

El nuevo presbítero y los cuatro nuevos diáconos con nuestro obispo, don Juan Antonio Reig Pla

En ese día tan especial, recordé otro que también lo fue: el de nuestra Confirmación, 8 años antes. Desde entonces he guardado con cariño muchos otros recuerdos, sobre todo las misas diarias cada mañana durante las vacaciones y los ratos de conversación después de misa, que enseguida se convertían en momentos de oración silenciosa, conversando cada uno con Aquel que sigueOrdenaciones en la Diócesis de Alcalá sosteniendo nuestra amistad. Más tarde, en los años de seminario, su ‘ausencia’ en la parroquia se ha convertido en una presencia cercana por medio de la oración. Y el día de su ordenación diaconal experimenté más que nunca que, en las manos de Dios, la pérdida se convierte en ganancia.

Gracias a Dios porque sigue enviando obreros a su mies; gracias y felicidades a Teodomiro, Bernabé, Luis, Diego y Vicente, por su respuesta valiente y su entrega generosa. ¡Felicidades, Diócesis de Alcalá y Orden de San Agustín! Porque, verdaderamente, Dios nos ha visitado.

Marival García

La Peregrinación de jóvenes al Pilar ha sido, en mi opinión, una oportunidad magnífica de convivencia diocesana. El haber estado juntos un par de días, compartiendo nuestro tiempo, poniendo el curso a los pies de la Virgen, aumentando el conocimiento de nuestra historia católica y viviendo una experiencia de comunión, ha sido y es para mí un gran regalo.

Quisiera destacar dos momentos de la peregrinación: las comidas, que fueron un motivo de alegría porque en lugar de dispersarnos nos juntamos todos en el centro de la plaza y el entrañable encuentro con nuestro antiguo obispo D. Manuel Ureña.

Por último, la misa y posterior visita a la sobrecogedora catedral de La Seo, así como el encuentro con «una vocación dentro de otra vocación» en Santa María de Huerta, dejaron un agradable sabor de boca al final de la Peregrinación.​

peregrinación Zaragoza
Gabriel Rincón
Gabriel Rincón Castelbón

Espíritu Santo

QUÉ SON

Una forma de disponerse enteramente a la acción del Espíritu, que nos transforma y ayuda, para liberar el corazón de todo deseo desordenado y para buscar y realizar la voluntad de Dios sobre la propia vida.

La vida interior también hay que trabajarla. Los ejercicios espirituales son como unas tablas de gimnasia espirituales que ayudan a exponernos a la acción inmediata de Dios y a asumir su llamada a vivir la plenitud de vida que nos ofrece.

PARA QUÉ SE HACENsan ignacio ejercicios espirituales

Son una ayuda para tomarse el Evangelio de Jesucristo en serio. Para romper las ataduras de nuestro corazón que nos impiden ser verdaderamente libres para amar. Para percibir el modo concreto en que Dios nos invita a construir el Reino y a servir a nuestros hermanos como miembros de su Iglesia. Para no contentarnos con una vida mediocre, y para aprovechar nuestro tiempo y nuestra vida de la mejor manera posible. Para no quedarnos en las ideas, sino perseguir una verdad que se verifica en una experiencia gozosa y estimulante.

niños rezandoQUIÉN LOS PUEDE HACER

Son para gente capaz de poner en juego lo que tiene para perseguir lo que ama, con un talante emprendedor y arriesgado en correspondencia con una apuesta existencial de gran calado. Gente sedienta de conversión profunda porque sabe que necesita algo más y algo distinto, o tiene inquietud por la búsqueda y el anhelo de lo que Jesucristo promete a sus amigos.

CÓMO SE HACEN

cruz horizonte

Son ejercicios de oración personal, de tiempo reservado exclusivamente para la intimidad con Dios. Y se sirven también de todo aquello que la Iglesia emplea para asegurar la transformación del hombre en Cristo: gustar la Palabra de Dios, examen de la propia vida, guía espiritual, vida sacramental y litúrgica, realimentación con lecturas adecuadas del seguimiento de Cristo. Esas experiencias afectan a todo lo que uno siente, proyecta y realiza a lo largo del proceso, con una lectura permanente de lo que el Señor quiere comunicarnos a través de lo que experimentamos.

CUÁNDO

La Diócesis te ofrece tres tandas durante este curso:

7, 8 y 9 de noviembre. Director: D. Jesús Javier Mora (Curry). Precio 60 euros.

28, 29 y 30 de noviembre. Director: D. Borja Langdon. Precio 60 euros.

30 de abril, 1, 2 y 3 de mayo. Director: D. Manuel Aroztegui. Precio 90 euros.

Lugar: Colegio San Ignacio de Loyola, C/Concepción Arenal, 3. Alcalá de Henares.

 

Apúntate y solicita más información enviando un correo a:     infanciajuventud@obispadoalcala.org

Mª del Pilar García

Hola, soy Juan, un chico de 20 años de edad que pertenece a la parroquia de Santa María la Mayor de Alcalá . Se me ha ofrecido la oportunidad de compartir en primera persona el gozo de recibir el Espíritu Santo en el sacramento de la Confirmación, lo que he creído una buena ocasión para dar testimonio de mi fe.

Espíritu SantoMe gustaría comenzar resumiendo mi proceso de conversión. Hace aproximadamente un año, momento en el que me encontraba ciertamente frío, comencé a sentir la necesidad de preguntar acerca de Dios. Suelo decir que despertó mi desagrado lo que había logrado percibir que debía ser la vida, la falta de valores que observaba en la sociedad y la seguridad personal de que debía existir algo más allá, algo que verdaderamente llenara mi existencia. Dios me mandó a hablar con diversos sacerdotes y seminaristas, si bien la forma de razonar que utilizamos desde pequeños me dificultó dar el primer paso: abrir el corazón hacia el Señor. Mi deseo de conocer a Dios es la mayor prueba de que Él quería tenerme cerca. Desde ese momento todo cambia, el Señor te guarda y te protege a través de un compromiso firme con los tres pilares de la vida cristiana: la Oración, la Confesión y la Comunión.

Durante este tiempo consideraba tan grande lo que Dios me había dado que debía compartirlo, el Señor me había elegido paraPentecostés defender y transmitir mi fe en este mundo tan necesitado de Dios. El deseo de fortalecer mi unión con la Iglesia tenía un comienzo: recibir el don del Espíritu Santo. El mismo día de Pentecostés sería confirmado, iba a descender el Espíritu Santo sobre mí. En ese momento, se me mezcló la alegría y la emoción de lo que iba a suceder con la enorme responsabilidad que tendría desde entonces. Dios me había elegido a mí para ser testigo de su Palabra.

Todo el mundo me avisaba de que era uno de los momentos más especiales en la vida del cristiano, así que traté de vivirlo intensamente a través de la Comunión y la Adoración al Santísimo durante la semana previa. La misma noche antes, tuve la suerte de poder asistir a la Vigilia celebrada en la Catedral de Alcalá. La mañana había llegado y finalmente el momento de la Unción, el vicario pronunció sobre mi estas palabras: «recibe por esta señal el don del Espíritu santo». Su sello había sido marcado sobre mí.

Confirmación JuanQuiero agradecer a todas las personas que han contribuido a mi formación cristiana, a todos aquellos que me han permitido fortalecer mi relación con el Señor. A mi familia, amigos, sacerdotes, al grupo de jóvenes de Santa María, a todos los que han rezado por mí durante este tiempo y a cada uno de los que han dedicado su tiempo a escucharme. GRACIAS.

Juan Guerrero

Juan Guerrero Díaz-Pintado
Santa María la Mayor – Alcalá

Dos Papas Santos
El domingo 27 de abril la Humanidad fue testigo de una fiesta sin precedentes. Dos papas santos eran elevados a los altares como modelos de entrega, confianza y servicio en Cristo ante la presencia de dos de sus sucesores. Un papa venido de «casi el fin del mundo» proclamó la santidad de un papa venido de «un país lejano». Un papa humilde para renunciar a la sede de Pedro aclamó las virtudes del ‘Papa Bueno’.

La fiesta de la Divina Misericordia del año 2014 fue la fecha escogida por el papa Francisco para anunciar al mundo la probada santidad de sus antecesores Juan Pablo II y Juan XXIII. Una celebración histórica e insólita a los pies de la tumba del primer ‘pescador de hombres’ a la que tampoco quiso faltar el obispo emérito de Roma, Benedicto XVI. Un día lleno de detalles e intrahistorias que nos disponemos a recorrer de la mano de estos colosos de la fe.

Venidos de un país lejano

Caballeros de BratianEl mismo camino que en su día recorrió el joven arzobispo de Cracovia, lo siguieron el 27 de abril una multitud de peregrinos venidos de aquel «país lejano» al que Juan Pablo II se refirió en su primer saludo desde la balconada de San Pedro en el Vaticano. Miles de polacos no quisieron perderse la canonización del ‘Papa Magno’. Algunos emularon un viaje que no se repetía desde hace ocho siglos.

Con galas de época, un espíritu decidido y un corazón henchido de fe llegaron a Roma un batallón de nueve caballeros polacos de la Hermandad de Bratian. Y a lomos de sus cabalgaduras. Emularon así el viaje de 2.000 kilómetros que 800 años antes que ellos hicieron dos gobernantes prusianos hasta la tumba del apóstol Pedro en acción de gracias por su entrada por el bautismo a la Iglesia católica.

Como entonces, bajo el papado de Inocencio II, recorrieron algunos de los lugares claves de la Cristiandad: Czestochowa, cuna del culto mariano en Polonia, y Asís, la ciudad natal del santo de los pobres. Una carrera de 300 kilómetros diarios a caballo para celebrar que un compatriota ha ganado ya la corona que no se marchita (cf. 1Cor 9, 25).

Una canonización de cine… y en 3D

Pase al Cine 3DNo hay duda de que lo del pasado Domingo de la Misericordia fue algo de cine. Lo saben bien los fieles que siguieron la ceremonia de canonización desde alguna de las 500 salas de cine de todo el mundo que prestaron sus pantallas para la transmisión de tan significante evento. En cerca de 20 países de todo el mundo se pudo acudir al cine con el objetivo de ver una ‘película’ nunca antes contada.

Por primera vez, el Centro Televisivo Vaticano (CTV) grabó cada detalle de una celebración en la Plaza de San Pedro en alta definición y 3D. Nueve satélites se encargaron de distribuir la señal por los cuatro puntos cardinales del globo terráqueo: tres para Europa y dos para África, América y Asia en cada caso. Todo un despliegue de medios que el director del ente vaticano calificó de «récord en la historia de las telecomunicaciones».

Un despliegue sin precedentes para acercar a los fieles de todo el mundo a un Vaticano abarrotado. Tanto en la Plaza de San Pedro como en sus aledaños y hasta en algunos de los puntos más emblemáticos de Roma se instalaron pantallas para seguir en directo la ceremonia y unirse en oración a cuatro pontífices. La siempre bulliciosa Piazza del Popolo y los majestuosos Fori Imperiali se convirtieron en espacios privilegiados para contemplar una escena única.

«Ahora, puedo morir»

Reliquias de dos santosLa canonización de los dos papas ha animado la fe de los fieles católicos en los cinco continentes. Especialmente emotivo fue el día para aquellos que tuvieron el honor de portar hasta el altar de la Plaza de San Pedro las reliquias de los hombres que ya gozan de la presencia de Dios ante el altar de los Cielos.

La costarricense Floribeth Mora, que curó milagrosamente de un ictus por intervención del ‘Papa Magno’ presentó una ampolla con sangre del papa polaco. Mientras tanto, los relicarios con piel del ‘Papa Bueno’ los presentaron cuatro de sus sobrinos nietos, entre ellos el presidente de la fundación Juan XXIII, Marco Roncalli, junto al alcalde de Sotto il Monte, el pequeño pueblecito del norte de Italia en el que nació el pontífice cuyo nombre se ha añadido ahora al de la localidad a modo de apellido.

En una pequeña capilla de Manila, la capital de Filipinas, se celebró la canonización con la exposición para la veneración pública de reliquias de Juan Pablo II, el santo que en 1995 presidió allí mismo la más multitudinaria Jornada Mundial de la Juventud que ha tenido lugar hasta ahora con cinco millones de peregrinos. Una devota maestra jubilada comentaba desbordante de alegría: «Estoy feliz; ahora que he visto estas reliquias puedo morir». Por todo el globo tuvieron lugar celebraciones y encuentros de oración de este tipo, en el Vaticano se dieron cita cerca de un millón de personas, entre las que se contaron 19 jefes de Estado y 24 primeros ministros.

Un centro parroquial con nombre de santo

Centro Parroquial San Juan Pablo IICon epicentro en el Palacio Arzobispal, la fiesta por la canonización de dos papas santos se extendió a cada rincón de nuestra Diócesis de Alcalá. Misas de Acción de Gracias, vigilias de oración, transmisiones de la celebración en el Vaticano… ¡y hasta inauguración de un centro parroquial!

En Mejorada del Campo, en la Parroquia Natividad de Nuestra Señora, el pasado 27 de abril tuvo lugar la bendición solemne del nuevo centro parroquial en el que se reunirá la comunidad cristiana para las catequesis, atender a los necesitados desde Cáritas y celebrar actos culturales y ejercicios de piedad. Nuestro vicario general, D. Florentino Rueda, fue el encargado en nombre del obispo de bendecir el nuevo Centro Parroquial San Juan Pablo II en medio de una gran fiesta donde no faltó la Eucaristía para empezar el día, las actuaciones musicales, la paella y una oración de acción de gracias ante una reliquia del nuevo santo polaco.

¿Y cuándo es la fiesta?

Canonización en el VaticanoPero la del 27 de abril de 2014 ha sido solo la primera fiesta de todas las que están por venir para recordar la memoria de estos dos gigantes de la fe. De ahora en adelante, la Iglesia católica, repartida por los cuatro puntos cardinales del mundo, celebrará cada año su valioso testimonio de vida al servicio del Evangelio.

La fiesta de san Juan Pablo II tendrá lugar cada año el 22 de octubre. La fecha escogida recuerda a aquel 22 de octubre de 1978 en el que el entonces cardenal Wojtyła comenzaba su Pontificado. El día escogido para honrar la memoria del papa Roncalli será el 11 de octubre, día del aniversario del comienzo del Concilio Vaticano II, que el Pontífice convocó en el año 1962.

José Manuel Del Puerto

********

«Ha sido una aventura apasionante»

Peregrinos en barco

Peregrinos en barco

La canonización de estos dos grandes santos, san Juan Pablo II y san Juan XXIII, ha sido para mí un momento más de acercamiento hacia ambos. Desde aquel encuentro en Cuatro Vientos en 2003, Juan Pablo II ha sido alguien muy importante en mi vida. Sus palabras «No tengáis miedo, jóvenes» que por primera vez escuché de su boca, calaron muy hondo en mí, siempre me han dado esperanza. Además, ese encuentro fue especial, me pareció un papa extraordinario por su cercanía, por su fuerza, por su mirada bondadosa… Es por esta razón que le tengo un cariño especial.

De Juan XXIII no tenía mucho conocimiento, pero este puente de mayo estuve de Ejercicios Espirituales y durante las comidas fuimos leyendo su diario. Esta lectura me hizo caer en la cuenta de que verdaderamente viví un momento histórico, pues son dos santos de los grandes. Juan XXIII, desconocido para mí hasta entonces, ha sido un descubrimiento, un gran ejemplo a seguir por su humildad y su profundidad hasta en lo cotidiano, en el día a día.

Respecto al viaje en sí, ha sido una aventura apasionante. Hemos ido un grupo de 30 personas de nuestra Diócesis y el viaje en barco fue una auténtica pasada, además contamos con la presencia de dos grandes obispos: don Camilo, de Astorga, y don José Ignacio Munilla, de San Sebastián. Ellos presidieron las misas durante los viajes y nos guiaron espiritualmente en las actividades que realizamos durante el camino.

Diocesanos en Roma

Diocesanos en Roma

En el barco convivimos todos, conocimos gente nueva, tuvimos una superfiesta en la cubierta, nos mareamos en el viaje de vuelta por el temporal, tuvimos una pequeña tertulia con el obispo Munilla en la que todos pudimos preguntarle aquellas dudas que teníamos de todos los temas que se nos ocurrían. Y mil cosas más.

En Roma, todo pasó muy rápido. ¡La noche del sábado no dormimos absolutamente nada! Estuvimos desde las 20:00 horas de la tarde haciendo cola para poder entrar en la Plaza de San Pedro, y desde la 01:00 de la madrugada no teníamos ni siquiera espacio para sentarnos… pero mereció la pena. Pudimos entrar y vivir la Misa intensamente.  Además muchos de nosotros tuvimos la gracia de ver al papa Francisco, ¡a apenas 15 metros!

Sin duda ha sido una gran experiencia. Y lo mejor es que seguirá dando frutos en cada uno de nosotros.
María Fra Amores

María Fra Amores

San Isidro – Alcalá de Henares




Vídeo CatholicLink (4:43)

Vídeo Antonello Sacchi (1:14)