Posts etiquetados ‘Catedral’

«Es realmente una suerte poder evangelizar cada día a tanta gente que no conoces, y verte como instrumento cartel inscripcion voluntariosque transporta este mensaje de salvación tan grande».

«Tienes la sensación de que Dios te protege y te ayuda en cada momento».

«Dios está enamorado de cada uno de nosotros».

«Soy profesor y enseñar es mi pasión. Y cuando educas, no solo das datos, sino que te das a ti mismo. Por eso, ver a los visitantes conmovidos ante el misterio de Dios fue también anuncio del Evangelio para mí: también en mí Él hace su obra».

«La realidad es que si ha sido tan especial es por la presencia de Dios constante en mi día a día durante las dos semanas que duró mi proyecto, el descubrirle a Él en el arte, cosa que me era del todo desconocida, el sentir que Él me había conducido hasta ahí de la mano, que me quería ahí, y no solo eso, sino que me pedía que le llevase al corazón de otras personas».

Son testimonios de jóvenes como tú y como yo, que participaron el pasado verano en un proyecto Nártex.

Pero… ¿aún no sabes qué es un proyecto Nártex? Te lo explico brevemente:

Nártex es una asociación cultural que se dedica a la difusión y promoción de los lugares religiosos y del arte sacro como parte del patrimonio histórico, artístico y espiritual de la humanidad. Cada verano, selecciona a jóvenes y los envía a diversas catedrales europeas con el fin de que estos enseñen los edificios religiosos a los visitantes para que, bajo el lema «Haced hablar a las piedras», promuevan una mejor comprensión de los edificios religiosos y del mensaje que encierran.

¿No te dan ganas de salir fuera este verano y poder ser también instrumento de Dios? Llevar su mensaje a tantas personas que no le conocen y que tanto necesitan conocer el Amor.

Para ello, Nártex te lo pone fácil y abre su proceso de selección de voluntarios para sus Proyectos de Verano 2015.

Entérate de cómo solicitarlo en este enlace:

 https://nartexblog.wordpress.com/

 ¿A qué estás esperando para hacer hablar a las piedras? 

Vídeo Asociación Nártex (1:45)

 María del Pilar García

Anuncios

Ordenacion_Alcala«Por tanto, hermanos, buscad entre vosotros a siete hombres de buena fama, llenos de Espíritu y de saber, para ponerlos al frente de esa tarea, mientras que nosotros nos dedicaremos a la oración y al ministerio de la Palabra». Con estas palabras, Lucas narra la elección de los que la tradición ve como el germen del ministerio de los diáconos.

Sigue diciendo el libro de los Hechos de los Apóstoles, que «después de hacer oración, les impusieron las manos». Con gran alegría, la Diócesis Complutense ha actualizado la narración lucana con la ordenación de cuatro nuevos diáconos: Samuel, Vicente, Jaime y Emmanuel. Como en el relato, un sucesor de los apóstoles, nuestro obispo, D. Juan Antonio Reig Pla, fue quien les impuso las manos en una hermosa ceremonia en la Santa Iglesia Catedral Magistral de los Santos Niños.

El feliz acontecimiento tuvo lugar el 9 de noviembre, a las 11 de una soleada mañana, con gran asistencia del presbiterado diocesano, así como de una multitud de fieles, convocada por el Señor, que desde primeras horas de la mañana llenaban la nave central y laterales del templo. Unos días antes, los candidatos prestaban solemnemente su juramento en la cripta de los Santos Niños, comprometiéndose a rezar la Liturgia de las Horas, en beneficio de la Iglesia, guardar el celibato y obediencia a su Obispo. Además de ellos, el resto del Seminario Mayor ha vivido con gran gozo los preparativos: desde la cuidada liturgia, hasta el aperitivo ofrecido tras la ceremonia en el patio del Seminario.

Los cuatro diáconos con el Obispo

Los cuatro diáconos con el Obispo

Haciendo alusión a distintas figuras —el profeta Samuel, san Vicente, Santiago Apóstol, y el Dios con nosotros, Emmanuel— el Obispo hizo referencia a la acción del Espíritu Santo, desde que llamó a cada una de sus casas, de San Fernando de Henares, Chile, Ruanda y Alcalá de Henares, hasta este mismo momento, en el que todo lo que hagan, será obra de la gracia. «Sin el Espíritu Santo —dijo D. Juan Antonio— no vamos a ninguna parte, nos quedamos con nuestras solas fuerzas».

Al finalizar la celebración, que contó con la espléndida participación del coro de Villar del Olmo, el obispo y los cuatro nuevos diáconos, acompañados de sus padres, hicieron una ofrenda floral a la patrona de Alcalá, Nuestra Señora del Val, poniendo su ministerio a los pies de María. La procesión de salida se dirigió a la Capilla de San Pedro, donde se dio una calurosa bienvenida a los nuevos ministros de la Iglesia. Terminó la jornada con el tradicional y fraterno aperitivo en el patio del Seminario.

El Obispo impone las manos

El Obispo impone las manos

Dice el papa emérito, Benedicto XVI, comentando la figura de san Esteban, el más importante del grupo de los siete diáconos a los que los apóstoles les impusieron las manos, que «con la imposición, se les confería un encargo, implorando para ellos la gracia divina para poder llevarlo a cabo: atender con equidad a todos los necesitados de la comunidad cristiana». En este momento en que clausuramos el Año de la Fe, y damos comienzo en la Diócesis al Año de la Esperanza, pedimos al Señor para que estos nuevos diáconos, este regalo del Señor para todos nosotros, sean una lámpara encendida donde todos veamos la caridad de Cristo, enseñándonos, sigue diciendo Benedicto XVI, a no disociar el compromiso social del anuncio valiente de la fe. Esto sonará mucho a estos cuatro jóvenes, que escucharon de boca del papa Francisco este mismo verano la necesidad de predicar con la vida y, si fuera necesario, con la palabra, parafraseando al santo de Asís, por cierto, también diácono.

«Estoy viendo los cielos abiertos y al Hijo del Hombre de pie a la derecha de Dios». Con estas palabras entregaba su vida Esteban, diácono, primer mártir del cristianismo. Damos gracias a Dios porque nuestra Diócesis ha visto también abrirse los cielos con el regalo de estos cuatro jóvenes, testigos de la caridad de Cristo, y los encomendamos en nuestras oraciones.

Martín Rodajo MoralesMartinRodajo